Buscar

[BÍO BÍO] 4 actividades que deberíamos (y no deberíamos) hacer para conseguir un mejor dormir

El buen dormir es esencial en la vida cotidiana. Puede definir nuestro estado de ánimo e, incluso, aspectos de nuestra salud física y mental. Pero no se trata sólo de descansar, sino que hacerlo de tal forma que el sueño sea de calidad. Por esa razón, médicos de distintas especialidades indicaron cuáles son las acciones que ellos no realizan justo antes de ir a la cama. ¿El objetivo? Simplemente dormir mejor.


Enlace



De un mal descanso, según dijo a BioBioChile el profesor del departamento de Cardiología y Respiratorio Pediátrico y director del Centro del Sueño Pediátrico de la Universidad Católica, Pablo Brockamnn, podrían venir algunas complicaciones.


“Se pueden derivar bastantes enfermedades entre las cuales destacan enfermedades neurocognitivas, cardiovasculares, hipertensión, hipertensión pulmonar y diabetes”, dijo.


“El sueño insuficiente hace que nosotros tengamos cada vez más un déficit de sueño, por lo tanto nuestras neuronas y nuestro desarrollo cerebral se va poniendo cada vez más lento, tenemos déficit de memoria, déficit neurocognitivo y también un gran estrés oxidativo, el cual produce aterosclerosis, infarto y enfermedad cardiovascular”, agregó.


En este sentido, el portal Huffington Post recopiló cuatro consejos esenciales para evitar problemas en el sueño, relatados por los mismos especialistas.


1. No trabajar desde la cama.


En medio de la pandemia de covid-19 y las restricciones de movimiento para evitar los contagios, trabajadores de todo el mundo han estado ejerciendo el teletrabajo. Se trata de una nueva medida que permite, básicamente, realizar las mismas labores que en una oficina, aunque desde el computador de casa.


Y es en esa situación que algunos, más relajados, optan por trabajar desde la comodidad de la cama. Aunque pareciera una situación grata, la actitud podría traer problemas físicos y mentales.


“En nuestro hogar tenemos la tentación de sentarnos de manera más informal, sin cuidar nuestra posición, o trabajamos desde el sofá o la cama: y no hay nada peor que eso para nuestra musculatura, sobre todo para el cuello”, explicó Ata Pouramini, fisioterapeuta y doctor en Quiropráctica al medio El Tiempo.


El profesor asociado de medicina clínica en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, Raj Desgupta, detalló que se debe “evitar a toda costa trabajar desde su cama, ya que desea mantener la relación con el cerebro de que la cama es solo para dos cosas: dormir y sexo”.


De lo contrario, advirtió, “el cerebro desarrolla lentamente una asociación psicológica de que la cama es un lugar para permanecer despierto en lugar de dormir. Esto, a su vez, puede provocar que las personas desarrollen insomnio al inicio del sueño“.


2. No ver noticias.


Desgupta explicó que “a pesar de que la noche puede parecer el momento perfecto para ponerse al día con la información más reciente sobre la covid-19 o la carrera presidencial (en Estados Unidos), debemos tratar de evitar cosas que puedan causar ansiedad antes de acostarse“.


El experto añadió que las noticias podrían tener un alto componente de factores que preocupen o produzcan otras emociones no deseadas, que alterarían el sueño. “De alguna manera, mantienen a la gente despierta hasta altas horas de la noche de la misma manera que lo hace una película de terror”, puntualizó.


En este sentido, Douglas Kirsch, neurólogo y expresidente de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, dijo a The New York Times que, por ejemplo, en medio de la pandemia, es recomendable mirar las noticias sólo una vez al día para recibir la dosis de información necesaria, pero “de preferencia que no sea cerca de tu hora de dormir”.



3. Cafeína y alcohol


Anupama Ramalingam , médico especialista en medicina del sueño del Instituto de Insomnio y Sueño de Arizona, sostuvo que es necesaro evitar “beber bebidas con cafeína pasadas las 2 pm Las bebidas con cafeína, como café, refrescos, té helado, bebidas antes del ejercicio o bebidas energéticas, actúan como estimulantes”.


Esto, según explicó, debido a que “la cafeína bloquea los receptores de adenosina, y la adenosina (juega un papel en) la homeostasis del sueño”


En la misma línea, Stacey Gunn, la médico especialista en medicina del sueño en la misma institución, aconsejó evitar el consumo de alcohol antes de ir al descanso. “Si tomo un trago por la noche, trato de separarlo de la hora de dormir y le doy la oportunidad al alcohol de salir de mi sistema antes de irme a dormir”, ejemplificó.


Sobre esto, Luis Espinoza, neurólogo de Clínica Somno, detalló a BioBioChile que con las bebidas alcohólicas “aumentan las posibilidades de reflujo, ronquidos y hay mayor probabilidad de activar una apnea de sueño, lo cual puede traer consigo problemas cardiovasculares y respiratorios”.


4. El tiempo suficiente en cama


Ruchir P. Patel , director médico del Instituto de Insomnio y Sueño de Arizona, explicó que si bien los pacientes de la institución pueden pasar hasta 10 horas tendidos en la cama, son cerca de seis u ocho horas las que se utilizan para dormir.


En este sentido, recomendó no pasar “más tiempo en la cama del que realmente necesitas”, argumentando que “todo el tiempo extra en la cama despierto hace que su cerebro comience a desarrollar una asociación de que la cama es un lugar para estar despierto y también para dormir”.

Isidora Goyenechea 3250 of. 101 | Las Condes | Santiago | Chile
Fono:  2 323 7266  Cel: +56 9 7768 8775
contacto@vitalcomunicaciones.cl
  • instagram vitalcomunicaciones
  • facebook vital