top of page
Buscar

[LUN] Hasta 17% bajaron los precios de las casas nuevas de más de 90 metros cuadrados

Lo Barnechea y Colina mostraron las mayores variaciones. Especialistas creen que este descenso responde a una corrección de precios. Enlace



Las casas fueron uno de los productos más solicitados durante el periodo de pandemia y postpandemia. Hubo mucha demanda por este tipo de activo inmobiliario, sobre todo de familias con hijos y de profesionales que querían teletrabajar. Pero esa demanda se frenó por distintas razones, lo que impactó en el precio de las propiedades sobre 90 metros cuadrados útiles.


Así lo demostró el Índice de Precios de Toctoc (IPT), que analiza los valores de las viviendas nuevas (ver tabla).


El análisis reveló importantes disminuciones en los valores de las casas en entrega inmediata y una caída del orden de 17% en viviendas sobre los 155 metros cuadrados en Lo Barnechea y Colina.


Daniel Serey, gerente de estudios de esta compañía, dice los altos precios con que se ofrecían las propiedades hace un tiempo incidieron en la baja demanda.


'Después del 2020 hubo un impulso de ventas que estimuló los precios al alza. Sin embargo, el mercado de casa en ventas está teniendo sus resultados más bajos de la última década. Los precios quedaron muy arriba, dificultando el acceso al crédito hipotecario', argumenta


Felipe Díaz, cofundador de la corredora de propiedades La Casa de Juana, corrobora que la demanda por este tipo de unidades disminuyó considerablemente.


'Las personas durante la pandemia buscaban lugares con patio y que contarán con más ambientes para instalar un escritorio para poder trabajar. Pero ahora que hay jornadas laborales híbridas esa demanda bajó. La gente no necesita con tanta urgencia ese espacio. Alguien puede vivir cómodamente en un departamento como ha sido históricamente', explica.


Díaz cree que lo de ahora es una corrección en los precios: 'Al saber que los precios estaban altos, muchos propietarios -o inmobiliarias- vendían más caro. Si alguien vendía a 110, el otro vendía a 120. Muchos tardaron un año en darse cuenta de que su vivienda no valía 110 ni 120, sino que costaba 100', ejemplifica.


Factor competencia


Respecto a Colina y Lo Barnechea, que representaron las mayores caídas de precios, Serey cree que hay mucha acumulación de stock por la preferencia de comprar en sectores más céntricos del sector oriente.


'Hay mucha rebaja en el mercado de departamentos, especialmente en Vitacura. Vemos que cierta parte de la demanda se está yendo para allá. Compran al mismo precio de lo que vale una casa en Colina o Lo Barnechea', comenta.


'Como la necesidad de tener un patio no es tan grande, los compradores se están decantando por estas ofertas. Vitacura es una comuna más céntrica, con buena conectividad y súper equipada. Mientras que Colina queda un poco más lejos', plantea.


Además, suma que los salarios que piden para comprar una casa en Colina o Lo Barnechea son muy altos, dificultando el acceso al financiamiento.


Una persona debería contar con un sueldo de casi $17.000.000 para poder acceder a un crédito de 20.000 UF a 20 años, con una tasa anual del 5,49%.


Díaz añade que la oferta es súper amplia en estas dos comunas, por eso mismo muchos de los nuevos desarrollos buscan competir en precios.


'En Colina hay condominios de varias decenas de casas similares entre sí. La única variable que les queda a las inmobiliarias es ser atractivas en precios. No es que la casa tenga un atributo arquitectónico o de ubicación que la haga realmente distinta. Lo que ayuda a diferenciarse es el precio', insiste.


Por otra parte, Serey dice que muchas personas quedaron fuera del crédito, sobre todo para viviendas de entre 90 y 155 metros cuadrados.


'Los desarrolladores están bajando los precios para que los cotizantes puedan comprar', afirma.


Decisión de compra


Víctor Danús, gerente general de la corredora Prourbe, cree que en el caso de las propiedades que se venden en Colina y Lo Barnechea esta baja de precios responde al sobrestock de viviendas que se acumuló en el último tiempo.


'Las personas hoy están reticentes a la compra de propiedades, producto de que no tienen claro cuál va a ser la estabilidad económica futura del país. Muchos están viendo qué pasará en el próximo semestre'.


¿Las altas tasas afectan a este segmento?


'Son clientes que no tienen problemas económicos, pero sí están evaluando y postergando la decisión de compra para ver cómo va a estar la estabilidad del país'.


¿Aconsejaría comprar?


'Sí, es un buen momento para hacerlo. Para las personas que quieren comprar, tienen buenas espaldas financieras y confían que el país va a mejorar, es una buena oportunidad. Como las tasas están más altas, las propiedades han tenido que bajar de precios para que se puedan vender. Si la tasa baja, las propiedades pueden subir y es muy difícil bajar el valor de las propiedades. Lo bueno es que tenemos la portabilidad financiera y eso permite que uno pueda cambiarse a una tasa más conveniente en el futuro'.

bottom of page