Buscar

[EMOL] Cómo combatir la alta rotación laboral en los jóvenes talentos

La fuga de colaboradores puede dar cuenta de inconvenientes y problemas dentro de las organizaciones. Especialistas aconsejan prestar atención a este fenómeno, ya que durante el 2021, uno de cada tres trabajadores se cambió de empleo

Enlace


La rotación laboral es un fenómeno que viven organizaciones, colaboradores y empresas, que, por diversas razones, no logran mantener a sus trabajadores por mucho tiempo en sus cargos. Por lo mismo, están en una búsqueda constante -y muchas veces agotadora- de nuevas contrataciones para suplir esos espacios.


La rotación no resulta auspiciosa, porque en cortas esferas de tiempo las organizaciones tienen que estar repitiendo el proceso de formación de un trabajador, que se va a los pocos meses. Chile no es ajeno a la alta rotación laboral, un ejemplo de aquello, es que durante el 2021 casi un tercio de la fuerza laboral en el país se cambió de trabajo, tanto hombres como mujeres, según cifras del INE.


Al respecto, Lissette Provoste, gerenta de Desarrollo Organizacional de Trabajando.com, explica: “La alta rotación en el trabajo no es normal, es un elemento que no se puede ignorar y debe ser un llamado de atención. Si es constante puede revelar problemas en una empresa, no dejando buenas sensaciones y provocando una imagen de desorden y agotamiento del personal, que se puede traducir en mala fama para la organización y empresa”.


Las razones de la rotación pueden ser múltiples: recibir una mejor oferta laboral, malos salarios o que no están acordes al mercado, difícil adaptación al puesto de trabajo, clima laboral complejo, infraestructura u oficinas con pocos espacios, no vislumbrar desafíos y falta de motivación, mala cultura organizacional, entre otros. El fenómeno de la rotación se da principalmente en jóvenes, quienes tienden a permanecer menos tiempo en empresas.


La rotación es un fenómeno transversal a los rubros e industrias. Las estadísticas del INE indican que los sectores de construcción, servicios administrativos y de apoyo, agricultura, pesca, alojamiento, servicios de comida y pymes, son los que más fugas sufren. Eso además cuando la tasa de ocupación de los jóvenes (18-29 años) llegó al 40% a mediados de este año.


¿Cómo retener el talento?


Provoste enfatiza en entender que el problema es de la empresa y la organización, para eso, es necesario partir por analizar qué pasa y ejecutar un plan de acción para mejorar el clima laboral y la forma de trabajo.


“Es importante que los empleadores hagan análisis de rotación, preguntarse por qué los colaboradores dejan su lugar de trabajo. Es esencial que encuentren respuestas a esta pregunta para revisar los procesos de reclutamiento, modificar planes de compensación y beneficios, para mejorar el desempeño de la organización o empresa y la productividad”, dice la gerenta de Desarrollo Organizacional.


A continuación, desde Trabajando.com recomiendan algunas medidas para evitar la fuga de colaboradores:


Readecuar las condiciones de trabajo: pensar en que hoy las personas, sobre todo jóvenes, requieren de nuevas adaptaciones, condiciones favorables en las cuales se sientan cómodos. Así no se sienten tentados de buscar nuevos horizontes en corto tiempo. Eso puede ser con ofertas de teletrabajo, sistema híbrido, horarios flexibles, actividades extraprogramáticas, incentivos laborales por rendimiento.


Fomentar la capacitación: preparar continuamente al equipo de trabajo de cara a los desafíos de la organización o empresa. La rotación laboral en los jóvenes puede descender si ven la oportunidad de crecer en sus puestos. Esto aumenta la motivación laboral.


Comunicación horizontal: en los tiempos actuales es el líder el que debe escuchar a los colaboradores sobre sus problemas en el trabajo y vida personal, para entregar un feedback oportuno. Así se genera confianza y empatía. Esto también servirá para estar alerta al contratar trabajadores. Ante los candidatos a un puesto, se puede identificar quién se puede integrar perfectamente al perfil laboral y cultura organizacional.


Reconocer los logros: felicitar a los empleados por su desempeño y los logros en su trabajo, es una acción que llegó para quedarse y los especialistas aseguran que se tiene que hacer. Eso contribuye a una menor rotación de personal.