top of page
Buscar

[EL MERCURIO] Cómo el registro de deuda consolidada impactará a los consumidores

Evitará el sobreendeudamiento, pero no llegaría en el mejor momento. Enlace


Desde distintos sectores han destacado la importancia del proyecto de ley que crea un registro de deuda consolidada, que se encuentra en segundo trámite en el Senado.


Esta propuesta busca crear un registro, que será administrado por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), donde las entidades bancarias y no bancarias aportarán y podrán consultar la información financiera y crediticia completa de las personas y empresas. El proyecto contempla crear una plataforma no solo respecto a los montos de las deudas, sino también sobre el buen comportamiento de pago y su situación crediticia.


El director ejecutivo de FinteChile, Ángel Sierra, comenta que Chile es el único país de Sudamérica que no tiene un registro de este tipo. “En ese sentido, creemos urgente que se proceda con la dictación de esta iniciativa legal”, afirma.


Impacto


Pese a que este es un proyecto necesario para el país, coinciden los expertos, el presidente de la Conadecus, Hernán Calderón, alerta de que llega “tarde y en un momento inoportuno”, debido a la “complicada” situación económica por la que atraviesa Chile.


Calderón señala que la alta inflación, el bajo crecimiento y la alta cesantía, sumado a que millones de familias se encuentran sobreendeudadas, provocarán una “desbancarización, aumentará el crédito informal y dificultará el acceso al crédito”.


No obstante estas críticas, desde la misma organización admiten que es un proyecto “necesario”. Antonio Olivares, abogado de la entidad, detalla que el objetivo de esta iniciativa es evitar el sobreendeudamiento de los consumidores, lo que sería “beneficioso” para ellos.


“El proyecto tiene por base evitar que un consumidor acceda a varios créditos en distintas entidades financieras, lo que precave que caiga en un estado de insolvencia”, señala.


En FinteChile identifican otros aspectos de la propuesta que beneficiarán a los consumidores. Por un lado, los clientes tendrán acceso a condiciones crediticias, ya que todos los proveedores de financiamiento podrán acceder a la información bancaria que ahora solo poseen las empresas tradicionales, resultando en una mayor competencia.


En la misma línea, el gremio destaca que el registro no reflejará solo la deuda morosa, sino que también el buen comportamiento de pago de las personas. De esta manera, ellas podrán “hacer uso de su capital reputacional y acceder en mejores condiciones al mercado del crédito”.

Comentarios


bottom of page