top of page
Buscar

[EL PAÍS] El enemigo que afecta a las jubilaciones uruguayas

En 2022, Uruguay presentó niveles de informalidad de 34%. Una de las razones más importantes, que origina este problema es “el elevado costo de contratación y de despido. Enlace


Una de las principales causas de las dificultades para aumentar el ahorro para las pensiones está en el funcionamiento del mercado laboral. Sin embargo, según la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP), existen otros motivos que explican este problema, relacionados con las políticas públicas para enfrentar las “contingencias sociales”.


La organización publicó una nota -a la que accedió El País- sobre las razones detrás de los bajos niveles de ahorro previsional en los programas contributivos de pensiones en América Latina y el Caribe. Según el documento, el “perfeccionamiento” de estos sistemas requiere “definir los objetivos de cobertura, montos de pensión, tasas de reemplazo y redistribución que la sociedad busca obtener a través de la operación de los distintos pilares que los conforman”. “Esos objetivos debieran estar relacionados con la línea de la pobreza y con los salarios, y son diferentes para cada pilar”, agrega.


Asimismo, señala que “es indispensable aumentar gradualmente las tasas de cotización y las edades de pensión en el pilar contributivo obligatorio para financiar mejores beneficios”, mientras que también se deben hacer reformas que aumenten los volúmenes de ahorro e incorporen a grupos de trabajadores que no están cubiertos.


No obstante, dentro de las problemáticas que se presentan en estos sistemas, está la alta informalidad laboral. La región es una de las que muestra mayor tasa de informalidad laboral del mundo, según la FIAP, y agrega que antes del inicio de la pandemia, entre el 50% y 60% de los trabajadores de la región tenía un empleo informal, mientras que según datos de 2022, muestran que la proporción de la ocupación informal en la ocupación total varía entre 27% (Chile) y 68% (El Salvador y Perú). Uruguay cuenta con un nivel de 34% de informalidad y 28% de no asalariados dentro de la ocupación total.


Una de las razones más importantes, que origina este problema es “el elevado costo de contratación y de despido, especialmente entre los trabajadores de menores ingresos”.


A su vez, señala que los altos costos de contratación y despido son “factores decisivos para explicar la informalidad y el comportamiento de afiliación y aporte a los programas de pensiones contributivas”. En tanto, agrega que “es indispensable fortalecer la fiscalización”, ya que la “debilidad en el control que ejercen los organismos fiscalizadores es otro elemento” que explica los altos niveles de incumplimiento de la normativa laboral. Además, destaca la falta de educación en los beneficios de los programas de pensiones y la “desconfianza de los trabajadores en el sistema, alimentada muchas veces por mitos que los sectores políticos construyen”.

Comments


bottom of page