Buscar

[EL MERCURIO] Febrero se erige como el mes preferido para las vacaciones en todas las generaciones

La generación X, personas entre los 38 y 55 años de edad, opta por tomar su descanso durante el período de receso de colegios y universidades —en verano y julio—, privilegiando esta pausa laboral para estar en familia.


Febrero es el mes estrella para muchas personas que deciden tomar vacaciones, renovar energías y recuperar el bienestar físico y mental. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de un análisis realizado por Talana, firma tecnológica de gestión organizacional, que analizó 230 mil solicitudes de vacaciones de diferentes empresas y rubros, dando como resultado que el 15% de los requerimientos se gestionan para este período del año (ver infografía).

José Antonio Akel, gerente de Tecnología y socio fundador de Talana, explica que independiente de la generación, tradicionalmente los trabajadores han optado por el segundo mes del año para el descanso laboral. 'La tendencia más relevante es la de la generación X, personas entre los 38 y 55 años de edad, quienes toman sus vacaciones durante el período de receso de colegios y universidades, en enero, febrero y julio, a diferencia de las personas mayores o de generaciones como la Z o millennial, quienes las distribuyen durante el año. Estos últimos son quienes más distribuyen sus vacaciones con una tendencia menos marcada durante enero, febrero y julio'.

Sin embargo, estas diferencias del comportamiento se concentran no solo por generación, sino que también por sexo. Las mujeres tienen una distribución más pareja que los hombres en cuanto a cantidad de días. Se toman vacaciones transversalmente durante el año, pero más cortas que los hombres, privilegiando julio entre 10% y 25% (dependiendo de la generación) con el motivo principal del descanso escolar de sus hijos.

'Un hombre de la generación X tiene 30% más probabilidades de tomar vacaciones durante enero que una mujer millennial o X. Esta diferencia baja a 15% en un hombre de esos mismos segmentos', ejemplifica Akel.

En tanto, respecto de los baby boomers —generación que comprende a los nacidos entre 1946 y 1964—, sus vacaciones están asociadas a los períodos de descanso de la generación X, ya que en muchas oportunidades este segmento de la población coordina este periodo con hijos y nietos para compartir en familia.

Al analizar la toma de vacaciones por primera vez, y teniendo en cuenta que se pueden solicitar recién al año de trabajo con su empleador, un fenómeno transversal que se aprecia es que los días utilizados de corrido en el descanso duplican a los tradicionalmente solicitados. Mientras que para la primera toma estos ascienden a 10 días en promedio, las posteriores solicitudes son solo de cinco.

No siempre es sinónimo de descanso

La penetración de las redes sociales y los smartphones en las personas ha traído consigo múltiples beneficios para su desempeño laboral, pero esta hiperconexión no siempre es el mejor aliado al momento de las vacaciones.

La gerenta de Marketing de Laborum.com, María Jesús García-Huidobro, explica que uno de los problemas más grandes de la desconexión laboral de las personas es el uso del internet. 'La gran mayoría, por no decir todos, están constantemente conectados a las redes sociales y WhatsApp, donde los diferentes equipos de trabajo también suelen usar estas mismas aplicaciones para poder organizarse o dar diferentes indicaciones para el buen funcionamiento de la empresa'.

Ante esto, una de las recomendaciones es que, previo a una organización de equipo, la persona que saldrá con días libres pueda traspasar sus pendientes y dejar a alguien a cargo para que pueda salirse de estos grupos y también cerrar el correo institucional en el celular.

Francisco Droguett, gerente de Beneficios de Sodexo Beneficios e Incentivos, añade a la discusión el aplicar un cambio radical en la rutina. 'Debe partir desde el despertar sin alarma, entregando una sensación de descanso inmediata. También sirve la realización de actividades que por lo general no podemos hacer porque estamos en el trabajo, como salir a caminar a media mañana, desayunar más tarde, y no estar tan pendiente de la hora'.

Desde el empleador, la entrega de beneficios monetarios como bonos o aguinaldos por vacaciones es uno de los ítemes más valorados por los trabajadores según la última versión del Índice de Calidad de Vida (Sodexo). 'Al entregar un bono por vacaciones, la empresa está incentivando al colaborador a que disfrute junto a su familia, hijos o amigos sin preocupaciones, lo que impacta directamente en una mejor percepción de los trabajadores hacia su empresa y construye una relación de compromiso mutuo', añade Droguett.