Buscar

[EL MERCURIO] Jooycar levanta capital y alista para septiembre su ingreso a EE.UU.

La firma recibió una nueva inyección de recursos de parte del fondo HCS Capital y ya contrató a Rachel Corn como CEO para su operación en el país del norte.



En medio de la pandemia, las fintech y en particular las insurtech –compañías que aplican la tecnología al sector asegurador- tienen una gran oportunidad para posicionarse en el mercado local y externo. Así lo asegura el CEO de Jooycar, Rodrigo Labbé, quien agrega que esa convicción refuerza el plan de expansión definido por la firma antes de la crisis y que en el último año se ha traducido en la internacionalización de sus operaciones a Perú y México, junto con una inyección de capital que bordea los US$ 4 millones, de los cuales US$ 3 millones fueron comprometidos a fines de 2019.


Durante este año, añade el ejecutivo, el proceso de crecimiento ha seguido su marcha. Apoyados por el fondo de inversiones HCS Capital (basado en Miami), acaban de levantar recursos por US$ 700 mil –monto que en estos 'tiempos es muy significativo', dice Labbé- y ya dieron los primeros pasos para su próximo arribo al mercado estadounidense, con la contratación de Rachel Corn como CEO de Jooycar EE.UU. La exejecutiva de Bain & Company y MBA de Harvard, cuenta con experencia en el ecosistema del negocio insurtech en Silicon Valley.


'Queremos aterrizar en septiembre de este año, primero con el sotfware de optimización de flotas dirigidas a pymes. Si bien tendremos que ir viendo los timing del negocio según el comportamiento del mercado en general, creemos que vamos a entrar en un momento más propicio para la adopción de este tipo de tecnologías que antes de la pandemia', sostiene.


Proyecciones 2020


Fundada en 2014 por María Paz Gillet y Emilio Figueroa, Jooycar es una plataforma de autos conectados que genera data a través de un dispositivo conectado al vehículo, recopilando información mecánica y estilo de conducción para ofrecer "seguros a la medida", donde el usuario paga según los kilómetros recorridos. En Chile trabajan con Sura, Consorcio, Seguros Falabella y Cencosud; mientras que en Perú lo hacen con Rimac y en México con Quálitas. Por ahora, sus operaciones se concentran principalmente en Chile, donde cuentan con cerca de 15 mil vehículos conectados, más de 100 millones de km procesados y alrededor de 17 millones de viajes asegurados.


En opinión de Labbé, la demanda por este tipo de seguros va a crecer mucho en los próximos meses, primero por los ajustes de presupuestos de personas y empresas, y segundo por la necesidad de optimizar los costos de las flotas, sobre todo en las pymes.


Debido a las cuarentenas obligatorias o preventivas, explica que 'mucha gente tiene el auto detenido, entonces al pagar por kilómetro recorrido mensualmente el valor les baja automáticamente', explica Labbé. Agrega que este negocio tiene que ver también con la inclusión financiera, ya que cerca del 60% de los chilenos que poseen un auto no lo tiene asegurado: hoy, por ejemplo, 'el 25% de nuestros clientes nunca antes habían tenido seguro de auto, por lo tanto, hay una demanda porque la data genere ahorro, ya sea en las personas o en las flotas'.


Sobre 2020 dice que si bien es difícil hacer estimaciones en tiempos de covid, se prevé un alza importante alcanzando ventas entre US$ 2,5 millones y US$ 3 millones versus los US$ 1,5 millones de 2019. Luego, con el ingreso a EE.UU. y su fortalecimiento en Chile, Perú y México, estiman llegar a los US$ 10 millones en 2021, con unos 150 mil autos conectados.