Buscar

[LA SEGUNDA] Kunstmann: “El salón casi vacío, las mesas con enormes distancias, fue impactante”

El fundador de la cervecería cuenta que la fábrica está trabajando a dos tercios de su capacidad.

Enlace

El pasado martes 14 de julio el fundador de Cervecería Kunstmann, Armin Kunstmann, junto a su esposa, Patricia Ramos, fueron de visita al único local que tienen abierto, La Cervecería, que está junto a su fábrica en Valdivia. La apertura se debe gracias al plan de desconfinamiento implementado en la Región de los Ríos.


'Fuimos a saludar a los trabajadores, que son los que al final dan la cara, y mi mujer conversaba con mucha distancia, fue extraño. Imagínate, después de meses sin verlos, no pudimos ni darles un abrazo. El salón casi vacío, las mesas con distancias enormes unas de otras, fue impactante y la sensación, muy emotiva', cuenta.


Desde su casa, a la que volvió hace un mes pues fue reconstruida tras un incendio que la dejó hecha cenizas hace tres años, cuenta que a mediados de marzo convocó a un comité de emergencia con la plana ejecutiva y la subgerenta de recursos humanos, que luego dio positivo para covid-19. 'Por suerte nadie más se contagió y fue el único caso que tuvimos en la empresa. ¡Toco madera!', dice entre risas.


Las medidas que se acordaron ese día respecto de los 154 trabajadores de la fábrica, fueron: aproximadamente un 30% se fue a teletrabajo, entre ellos el mismo dueño; se aisló al grupo de riesgo, que eran 15 personas; y el resto continuó trabajando en la planta con medidas de seguridad y protocolos de autocuidado que, según su fundador, se han cumplido al pie de la letra: 'como buenos alemanes'.


Pero pese a que siguen trabajando, no ha podido ser a toda máquina. Su baja en producción ha sido acorde a la caída en ventas en bares, restaurantes, hoteles y casinos. 'Te diría que estamos trabajando a dos tercios, porque hemos tratado de suplir la venta que no se hace ahí a través de almacenes, botillerías y el e-commerce', dice. El canal online ha crecido cinco veces y ha sido un gran propulsor, aunque sobre bases de comparación bajas.También los almacenes, donde han hecho campañas para llegar con productos distintos y 'precios especiales'.


El delivery reduce pérdidas


Los que no han corrido la misma suerte son los trabajadores de los restaurantes. Tres de sus seis locales son franquiciados: el de Viña del Mar, Ñuñoa y Bariloche, Argentina. Los demás, uno en Bellavista y dos en Valdivia, son manejados por sus propios dueños. Ahí mantuvieron a su gente contratada por cuatro meses, pero en julio tuvieron que recortar personal . 'La venta era prácticamente cero y se estaba pagando sueldos a cerca de 120 personas, no dio para más', cuenta Kunstmann.


¿No implementaron sistema de reparto a domicilio?


-Si. Eso ha permitido perder menos plata. El delivery y el retiro en el local ha permitido vender, pero logras entre un 15% y 20% de tu venta normal, no más.


Ahora con el desconfinamiento deberían irse recuperando más.


-Algunos locales. Comprenderás que con un 25% (de posibilidad de ocupación), los que son chicos es poco lo que pueden hacer. Nosotros tenemos la suerte de tener un local grande, donde el 25% equivale a 70 personas dentro del local.


El otro restaurante está en Isla Teja, aledaña a Valdivia, pero está cerrado porque lo están remodelando.


Hablando de desconfinamiento, ¿cómo se han portado los valdivianos?


-Hay como 20 locales abiertos y en general se han respetado las medidas. De hecho, tuvimos una visita del ministro de Economía, Lucas Palacios, para ver cómo estaba funcionando y tengo la impresión de que se fue bastante contento.


Mensaje de emprendedor


En mayo Kunstmann lanzó la cerveza 1960, en conmemoración a los 60 años del terremoto de Valdivia. Era una idea que iba a lanzarse en 2010 para conmemorar los 50 años, pero con el terremoto del 27 de febrero decidieron aplazarla por diez años. 'Más que conmemorar una tragedia, es un reconocimiento a la resiliencia de los habitantes que estamos acá para poder superar una tragedia de esa envergadura. Y por lo mismo, parte de las utilidades que se generen van a ir en ayuda de emprendedores locales que estén sufriendo ahora en época de pandemia'.


¿A qué cree que se debe esa fortaleza del valdiviano?


-Es propia de acá y sin duda de otras zonas. Se da por la lejanía o 'abandono' del poder central, de Santiago. Eso hace que uno sea más orgulloso al hacer algo, sin ayuda del gobierno central.


En ese sentido, ¿qué mensaje le darías a esos emprendedores que lamentablemente han visto caer sus negocios?


-Como valdiviano primero: que nos supimos parar del terremoto. Como emprendedor, y no me vengan con cuentos, que todo emprendedor se ha caído y ha tenido que volver a pararse. Mientras uno tenga la fuerza y voluntad, no hay nada que le pueda ganar.

Isidora Goyenechea 3250 of. 101 | Las Condes | Santiago | Chile
Fono:  2 323 7266  Cel: +56 9 7768 8775
contacto@vitalcomunicaciones.cl
  • instagram vitalcomunicaciones
  • facebook vital