Buscar

[EMOL] Las lecciones que dejó el 2020 para compatibilizar los tiempos de los trabajadores e hijos

Ordenar los tiempos, flexibilidad de parte de las empresas y los jefes y el apoyo familiar asoman como las claves a la hora de volver a compatibilizar las tareas en el caso que los estudiantes regresen a clases remotas.


Enlace



Cuando quedan pocos días para terminar febrero en el país se instaló el debate sobre el retorno a clases presenciales en medio de la pandemia del coronavirus y el proceso de vacunación masivo que comenzó a principios de este mes.


Regresar a clases presenciales, separar a los estudiantes por grupos reducidos y horarios definidos o comenzar el año escolar en modo virtual son algunas de las opciones que se discuten por estos días y que siguen generando incertidumbre entre los apoderados.


En ese contexto si bien algunos trabajadores reconocen que la experiencia de compatibilizar el teletrabajo con el colegio virtual fue compleja durante el 2020, también explican que prefieren regresar a esta modalidad por motivos de seguridad.


Ese es el caso de Mary Araya, secretaria que estuvo con teletrabajo al mismo tiempo que dos de sus hijos cursaban el colegio de manera remota. “Me gustaría que el primer semestre de este 2021 fuera con clases virtuales para evitar cualquier riesgo ante el coronavirus", comenta.


Alejandro Jiménez, del área de reparto que ha estado la mayor parte de la pandemia con trabajo presencial mientras que su hijo cursó séptimo básico a distancia el año pasado, concuerda con Mary en el sentido de que continuar con la modalidad online durante los primeros meses del año escolar es el mejor camino a seguir. “Creo que me sentiría mucho más seguro no enviando a mi hijo al colegio presencial durante algunos meses. Las vacunas entregan algo de seguridad, pero aún queda mucho tiempo para que tengamos la tranquilidad necesaria para retomar la vida normal”, confiesa.


De hecho, agrega, ya tomaron la decisión familiar de no enviar al pequeño al colegio si es que las autoridades finalmente se inclinan por clases presenciales. “Prefiero que pierda un poco de materia para cuidar su salud y la de nosotros”, dice.


Las lecciones del 2020 para este año


Aunque el escenario escolar aún está en constante evolución, lo cierto es que el 2020 dejó varias lecciones a los trabajadores que podrían ayudar a compatibilizar de mejor forma el teletrabajo con las clases virtuales de sus hijos en caso de volver a este formato.


Así lo siente Mary Araya quien indica que “me siento mucho más preparada ahora e hicimos cosas como cambiar el internet por uno mejor, sé cómo funcionan los procesos, sé que debo estar más pendiente en el día a día, etc.”. Eso sumado al apoyo familiar, según cuenta, es clave a la hora de repetir el escenario del año anterior.


“Hay que ser paciente, tolerante y tener amor porque para muchas familias estar encerrados puede ser complicado y es necesario tolerar todas las emociones y aprehensiones”, complementa.


Jiménez, en tanto, sostiene que del año pasado aprendió principalmente a ordenar sus tiempos para lograr compatibilizar de mejor forma el colegio virtual de su hijo con su trabajo de reparto presencial.


“Muchas veces no lograba ayudar a mi hijo todo lo que yo quería por tener que salir a trabajar. En esos casos me apoyé harto en mi esposa. Afortunadamente mi lugar de trabajo me permitió ordenar mis tiempos y una vez que logré hacerlo fue mucho mejor para toda mi familia”, manifiesta.


Desde Talana, firma que entrega soluciones digitales en el área de Recursos Humanos, explicaron que si bien el año pasado el proceso para adoptar el teletrabajo y compatibilizarlo con otras tareas del hogar -entre ellas el colegio de los hijos- fue complejo, “hoy la mayoría de esos temas ya están resueltos. En este sentido, el 2021 cuenta con una ventaja sobre marzo de 2020” , comenta Pablo De la Barra, Gerente General de Talana.


De esta forma, según De la Barra, la flexibilidad por parte de las empresas asoma como una de las lecciones más importantes que se obtuvieron en el 2020 y que puede ser aplicada este año para compatibilizar los tiempos.


“Trabajadores con jornadas basadas en objetivos más que en horarios, entrega mayores beneficios para su salud, así como mayor compromiso, todo lo cual al final se traduce en un aumento de la productividad”, argumenta el representante de la empresa.


El llamado a dialogar para compatibilizar los tiempos


Por otro lado, los expertos en Recursos Humanos hacen un fuerte llamado al diálogo entre trabajadores y empresas para lograr compatibilizar todos los diferentes roles que toman relevancia hoy en día.


“Si una persona tiene un caso específico en el que sus hijos entran al colegio en un horario particular o realizan tareas específicas en otro, el trabajador no debe esperar que el jefe suponga, sino que debe plantear su dificultad para evaluar alternativas”, recalca De la Barra.


Asimismo, prosigue, “en tanto, las jefaturas deben promover la comunicación con los equipos para aportar en lo que esté al alcance”.


Finamente hace énfasis en el papel que pasan a jugar los líderes de los equipos en situaciones como las que se vivieron el año pasado. “Para los líderes es vital conocer las distintas realidades de los miembros de sus equipos. Esto implica, por ejemplo, mover las reuniones para horarios en los que los trabajadores no deban estar conectando a sus hijos a sus telecolegios, etc.”.


“Se trata de empatizar, preguntar y hacer pequeños cambios que pueden generar un positivo impacto en los resultados”,

sentencia.