Buscar

[PULSO] El negocio de los inversionistas apalancados

Los propietarios pagan el dividendo con el dinero que obtienen del arriendo.


Javier Fernández (32) adquirió hace cinco meses tres departamentos al mismo tiempo. Solicitó tres créditos hipotecarios a 30 años de manera simultánea en bancos distintos. Una entidad financiera por vivienda, con un pie de 10% por cada uno. Su motivación para adquirir las viviendas es, principalmente, porque lo ve como una inversión a futuro. 'La idea es cobrar por el arriendo más de lo que pago por el dividendo y así se pagan solos', señala.

Como el de Fernández, existen otros casos. Felipe Prieto (37) desde 2012 tiene tres departamentos en arriendo, uno en Las Condes y dos en Santiago Centro. Solicitó tres créditos hipotecarios: uno en un banco y meses después solicitó dos créditos más en otra entidad financiera. 'Aproveché que en esa época los bancos prestaban con 0% de pie, entonces los compré e inmediatamente los puse en arriendo', explica. Su única dificultad fue que se demoró entre cinco y seis meses en arrendar una de las viviendas, por lo que tuvo que pagar el dividendo con su sueldo. Para Muñoz, al igual que para Javier Fernández, no es plata inmediata. 'Tampoco quiero venderlos. Lo veo como un ingreso extra para mi remuneración y para mi jubilación', sentencia Prieto.



- 'No veo ninguna dificultad en el corto plazo, dado que hoy tenemos una cartera muy sana'. José Manuel Mena, Presidente de la ABIF.

- 'El banco presta de manera bastante conservadora, por lo que no creo que sea necesario hacer ajuste a las políticas'. Arturo Tagle, Presidente de BancoEstado.

- 'Con el loan to value que se está trabajando, cuando se financia solo un porcentaje, protege bastante. Pero, obviamente, es un elemento de riesgo y hay que monitorearlo'. Segismundo Schulin-Zeuthen, Presidente Banco Internacional.

- 'Si bien esta forma de inversión representa una alternativa atractiva (...) no representa una inversión libre de riesgos'. Gonzalo Ramírez, Socio de Assetplan.

- 'Trae de vuelta ruidos semejantes al anuncio de burbuja inmobiliaria anunciada por el mismo Banco Central a fines del 2013, y que por cierto no ocurrió'. Andrés Echeverría, Presidente de Frontal Trust.