top of page
Buscar

[DF] En Roche no hay límites para desarrollar el máximo potencial de cada colaborador

Para la farmacéutica de origen suizo el talento puede provenir de cualquier persona. De esta forma promueve una mentalidad de liderazgo activo y empoderamiento de los colaboradores, para que cada uno de ellos pueda contribuir desde su expertise a abordar de manera efectiva los desafíos que presenta el sistema de salud de nuestro país.



En una compañía con un legado de más de 125 años en investigación, desarrollo y comercialización de medicinas y tecnologías diagnósticas, hoy se respira innovación y disrupción. “Hemos evolucionado desde formas tradicionales de trabajar, hacia una cultura donde la innovación es fundamental para romper paradigmas, para buscar nuevas formas de hacer nuestro trabajo, y así poder responder de manera ágil a las necesidades de los pacientes”, sostiene Carolina Lathrop, Head de People & Culture de Roche Chile.


En efecto, para Roche la innovación es parte de su ADN y sólo adquiere sentido cuando llega a quien la necesita. “Buscamos la forma de incorporar la innovación en todo lo que hacemos, desde el desarrollo de las medicinas del mañana, hasta la manera en que nos relacionamos con nuestro entorno. Vemos la colaboración como un elemento clave para co-crear soluciones sustentables”, indica Carolina.


Lo que diferencia a Roche es precisamente esta disrupción en la forma de trabajar. La compañía ha actuado con coraje y convicción para incorporar metodologías ágiles, eliminar organigramas y barreras jerárquicas para trabajar de forma plana y horizontal. “Nuestra mentalidad enfocada en habilitar y empoderar a los equipos ha sido clave. Trabajamos en células o network, donde cada persona contribuye desde su propio ámbito de trabajo, donde hay espacio para proponer y opinar. En Roche no hay management, sino que liderazgo. Esto estimula fuertemente la creatividad, aporta seguridad sicológica y potencia la diversidad de opiniones, lo que construye equipos más fuertes, empoderados, autogestionados y motivados”, detalla la líder de personas.


Uno de los desafíos para Roche es construir permanentemente un entorno donde los colaboradores de cualquier género, origen o edad puedan dar vida a una cultura altamente innovadora . “En nuestra compañía co-existen 5 generaciones y más de 10 distintas nacionalidades, esta diversidad enriquece enormemente nuestra cultura enfocada en el desarrollo del máximo potencial de nuestros colaboradores”, dijo Carolina Lathrop.


Por lo mismo, la compañía promueve variadas iniciativas de entrenamiento, aprendizaje y desarrollo. Aún así, lo más llamativo es que en Roche han sabido adaptar su catálogo de compensación y beneficios a la diversidad de colaboradores con los que cuenta la empresa.


“Hoy vivimos en un contexto de alta volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, donde la constante es el cambio, y para estar a la vanguardia debemos abrazar el cambio y fluir con él para poder dar vida a nuestro propósito de hacer hoy lo que los pacientes necesitarán mañana”, concluyó Carolina Lathrop.


“Buscamos seguir siendo un modelo de innovación en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos”, dice Carolina Lathrop.


Comments


bottom of page