Buscar

[LA HORA] Nueva realidad: sugieren quitar pasto de jardines

Expertos advierten el alto consumo de agua que implican los prados. Para especialistas, la emergencia climática obligará a cambiar el diseño histórico de plazas y jardines. Sin praderas naturales y con especies que necesiten menos agua para florecer.



Nuestro país atraviesa una de las sequías más grandes de la historia y a pesar de que el gasto de agua potable corresponde solo al 6% del total (el agrícola es el mayor con 73%), es importante cambiar los hábitos de consumo para ahorrar este vital líquido, y uno de ellos es reducir la mantención del jardín, específicamente del pasto.

Los expertos aseguran que por cada metro cuadrado de pasto regado se gastan 7 litros de agua al día, por lo que recomiendan cambiar el concepto de jardín que históricamente hemos construido en casas y espacios públicos, por algo más sustentable, sin pasto natural y con especies típicas de nuestro clima.

"La propuesta para mayor sustentabilidad es reducir al máximo posible el uso del pasto en el jardín, reducir el prado y reemplazarlo por cubresuelo. El mayor consumo de agua siempre lo va a concentrar el pasto, por eso se debería reemplazar por arbusto nativo o especies nativas que se adapten a las condiciones mediterráneas que es donde vivimos nosotros", comentó Juan Velozo, director del Centro Tecnológico de Recursos Vegetales de la Universidad Mayor.

De todas maneras, existen opciones para mantener los colores y el diseño en un jardín sustentable. En Arizona (Estados Unidos) está prohibido el uso de pasto natural y sus bellos jardines en medio del desierto son gracias a especies típicas que necesitan poca agua para crecer.

"Si pensamos en la crisis que vivimos, con una sequía prolongada en la zona central, hay que hacer una reconversión cultural de lo que nosotros entendemos como jardín. Nuestros jardines vienen ideados de Europa, de lugares no tan secos y en condiciones climáticas que permiten que se mantengan parejo, como en Gran Bretaña y Francia. En esos lugares la precipitación es alta por lo que la inversión en agua es bastante baja", indicó Velozo.

Vegetación nativa


Rafael Bennett, Gerente General Grupo Inmobiliario Santafe, reconoce que uno de los problemas que enfrentan los edificios con la crisis hídrica es el pasto. "En temporada de verano y a altas temperaturas, el pasto necesita a diario entre 7 y 9 litros de agua por m2 y, por lo tanto, son una especie que resulta muy poco sustentable. Esto se contrapone con la realidad de que las áreas verdes se han transformado en un espacio relevante para quienes viven en edificios, porque es un punto de encuentro sobre todo considerando la escasez de parques y plazas en varios sectores de nuestras ciudades. Por todo esto, resulta urgente asumir el desafío de repensar el diseño de nuestras 4 áreas verdes".

Para ello recalca que "los futuros proyectos deberían considerar espacios con menos pasto, paisajísticamente atractivos y sustentables, que incorporen vegetación nativa, considerando que estas especies se adaptan a las condiciones del medioambiente local y requieren menos recursos hídricos".