Buscar

[DF] Operador de viviendas para renta ve riesgos en nueva oferta pese a la fuerte demanda

AssetPlan cree necesario tener incentivos para que inversionistas hormiga compren departamentos ante el alza del interés por los arriendos.

Enlace


Pese a que se espera un 2022 con menor crecimiento económico, el mercado de arriendos se prevé que siga fuerte, especialmente por el déficit de viviendas y las mayores restricciones para la compra.


AssetPlan, una startup que nació hace diez años y que se dedica a administrar del orden de 15.000 unidades de los denominados inversionistas hormiga y también para inmobiliarias que tienen edificios solo con este fin, estima que hay un tema estructural que hace que cada vez se necesiten más hogares. “Si a eso sumas que está más difícil comprar por el alza de tasas, entonces mucha gente que estaba pensándolo, va a tener que arrendar”, dice Alfredo Alcaíno, gerente general y uno de los cuatro socios de la empresa.

Hoy, agrega, el mercado está muy activo por el lado de la demanda: el 95% de sus propiedades se arriendan en menos de 30 días, incluso el promedio es de 15. Además, la morosidad de más de 30 días está en menos de 1%.


Sin embargo, Alcaíno ve algunos riesgos en la oferta, por el alza de tasas, sumado a un menor ritmo de construcción, lo que puede contraer el ingreso de nuevas propiedades, ya que a los inversionistas hormiga podría no serles atractivo comprar.


“El alza de tasas va a dificultar la compra para inversión y que el arriendo te pague el dividendo. Por esto, habrá que buscar fórmulas para apoyar a los inversionistas a que se atrevan a comprar. Nosotros estamos tratando de que si compran ciertas propiedades, incluso garantizarles un arriendo por un tiempo”, explica sobre lo que están haciendo con algunas inmobiliarias, para incentivar la compra.


Planes en marcha


Además de su visión de mercado, Alcaíno dice que AssetPlan está en un período de crecimiento. Tras administrar 9.000 unidades al cierre de 2020, esperan terminar este ejercicio con 16.000. Incluso, a 2023 esperan que sean 30.000 en Chile y otros países, donde el primer paso fue haber llegado a Lima.


La empresa se ha ido preparando y cuenta con 110 personas, donde el 25% está en áreas de desarrollo tecnológico, que –dice Alcaíno- es uno de sus puntos fuertes. “Nos dimos cuenta que debíamos tener una transformación cultural y hacer crecer nuestros equipos de tecnología”, dice.


En trayecto han reclutado ejecutivos como Matías Chomalí, ex Parque Arauco que llegó como gerente de Inversiones; Fernando Plaz, de Mach a liderar los productos digitales; y Pili Aguilera, de paso por Ripley y Falabella a la gerencia de Atención al Cliente y Operaciones.