Buscar

[EL MERCURIO] Las papas fritas por las que está apostando el grupo Angelini a través de Orizon

La compañía de alimentos, parte de Empresas Copec, adaptó una planta piloto para elaborar una línea de snacks , en cuya producción se utiliza una tecnología desarrollada por el investigador de la UC. Hoy el producto completó su transferencia al mercado, la que buscan ampliar a nuevas tiendas este 2021.


Enlace



Más de dos décadas han pasado desde que la idea inicial se alojó en su cabeza, cuenta el vicerrector de Investigación de la UC, Pedro Bouchon. En 1998 y cuando estaba a punto de iniciar un posgrado en Inglaterra que lo convirtió en Doctor of Philosophy de School of Food Biosciences, el ingeniero civil industrial se propuso una ambiciosa meta: usar el poder de la química para desarrollar una tecnología que permitiera crear snacks, como papas fritas, saludables. Así, tras años de investigación y desarrollo, la idea que acompaña a Bouchon desde que tenía 24 años, hoy está viendo la luz y completando su transferencia tecnológica al mercado. Esto lo está haciendo de la mano de Orizon, firma de alimentos de Empresas Copec, del grupo Angelini, que está apostando por la innovación del académico. La llegada al comercio se da como resultado de un trabajo conjunto, en que Orizon está incorporando la tecnología desarrollada por Bouchon al proceso industrial de la nueva línea de snacks que están creando, llamada FlipSnacks, papas fritas con sal de mar que, aseguran, tienen tres veces menos grasas que las normales, pero que mantienen el color y sabor de las originales. Estas cualidades son fruto del trabajo del académico que comenzó en su doctorado en la University of Reading. Mientras lo cursaba, Bouchon relata que trabajó en una de las empresas de galletas y productos saludables más importantes de ese país: 'Es un proceso industrial muy poco invasivo y eficiente (...) Siempre he tenido el interés de desarrollar productos que sean más saludables, pero que al mismo tiempo sean apetitosos. Incluso, las personas que son conscientes respecto al efecto que tiene la alimentación en su salud no están dispuestas a sacrificar el placer en el consumo (...) Llevo mucho tiempo en esto y he viajado por todo el mundo y nunca he visto en ningún mercado un producto de este tipo, que no sea alto en nada y sea tan sabroso", afirma. Llegada al consumidor

Tras esta experiencia, cuenta Bouchon, regresó a Chile en 2001 y empezó a potenciar la tecnología, con la que participó de la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la UC (Dictuc) y por la que recibió fondos de Fondecyt, Corfo y Fundación Copec-UC, última instancia que fue clave para la llegada al mercado. 'Se construyó un equipo piloto y se probaron los protocolos de producción que han permitido obtener snacks fritos' y 'se apoyó en la búsqueda de alternativas para empaquetar la tecnología, su protección y la estructuración del negocio hasta alcanzar el actual acuerdo con Orizon', afirma el gerente de Proyectos de I+D de Fundación Copec-UC, Atilio Ziomi. En ese contexto, Jorge de Llano, gerente de Desarrollo y Nuevos Negocios de Orizon, cuenta que 'en 2018 empezamos a conversar sobre la posibilidad de hacer algo juntos. Orizon aporta las capacidades industriales, comerciales y financieras para sacar el proyecto adelante. Lo que nos llama la atención de este producto es que es innovador, más saludable de lo que hay en el mercado y diferenciado. Una papa frita tradicional tiene valores de entre 25% y 30% de grasa, nosotros estamos entre 8% y 10%. Esta es la primera vez que tomamos un proyecto en un modelo de innovación abierta'. En 2019 este acercamiento decantó en un trabajo formal que llevó a que en 2020 se adecuara una fábrica que Orizon tiene en Coronel. Hasta ahora en esa planta solo producían productos marinos, por lo que la alianza con Bouchon está significando que la compañía amplíe por primera vez su producción industrial, debut que harán con la línea de snacks saludables. A principios de enero el producto llegó al consumidor a través del canal de e-commerce de Orizon, como parte de un piloto que De Llano prevé durará hasta julio de este año. En paralelo y de cara a la fase de escalamiento, que según los planes debería empezar a mediados de 2021, están en conversaciones para llevar las FlipSnacks a las tiendas Pronto Copec. 'La idea es ir sacando otros productos, para julio deberíamos tener un proyecto de escalamiento listo (...) Nuestra idea es salir en febrero a tiendas de conveniencia. El piloto nos va servir para validar tanto la tecnología como el marketing, una vez que se tenga eso se hará un business plan para hacer el escalamiento', afirma De Llano, que adelanta que buscan terminar el año con dos nuevos productos en la línea de snacks, ya que la tecnología es aplicable a distintos tipos de alimentos, por ejemplo, manzanas, betarragas, camotes y zanahorias.