Buscar

[DF] Precios de compra para almaceneros subieron más de 19% anual en septiembre

Informe mensual de la startup Almacén Gurú dio cuenta de un alza de 1,3% desde agosto. El mes pasado los mayores encarecimientos los sufrieron las categorías de cecinas y lácteos, de 5,8% y 3,6%, respectivamente. Enlace


La inflación sigue siendo uno de los principales dolores de cabeza de las familias chilenas. Y aunque el índice de precios al consumidor (IPC) empezó a ceder en septiembre -trepó un 0,9% mensual y un 13,7% anual, por debajo de lo registrado en períodos anteriores-, hay sectores de la economía que están sintiendo con fuerza los mayores costos. Por ejemplo, los precios de compra para los almaceneros de la Región Metropolitana saltaron un 19,3% en doce meses en el mismo período.


Así lo reveló un informe que elabora cada mes la startup Almacén Gurú, que conecta a almacenes de barrio con sus proveedores en Chile, Perú y México. El análisis -que mide la variación conjunta del costo de adquisición, por parte de los locatarios, de las principales canastas de productos de consumo en los hogares del país- también mostró que frente a agosto el incremento del índice fue de 1,3%, y que el aumento acumulado en lo que va del año llega a 12,7%.


Cristián Eben, gerente de Gurú Analytics -la unidad de estudios de la startup-, cuenta que hace cuatro meses realizan el reporte, el que decidieron poner en marcha por dos motivos: dar mayor visibilidad a lo que está pasando en el canal “del que se tiene poca y casi nula información”, y “por el momento en que estamos viviendo en general, en el país y en el mundo, de una crisis inflacionaria muy complicada”.


A nivel de categorías, en septiembre los principales incrementos los sufrieron cecinas y lácteos, con saltos de 5,8% y 3,6%, respectivamente, respecto al mes anterior. La explicación de estos precios más altos serían, justamente, los mayores costos del transporte, así como el alza del dólar y de las bencinas, precisaron desde la firma.


A dichos grupos les sigue lo ocurrido con carnes y panaderías, con aumentos de 3% cada uno, y luego la variación positiva de 1% de aseo hogar.


Por el contrario, el precio de las bebidas no alcohólicas disminuyó un 1,7%, mientras que, en menor medida, el valor de los abarrotes bajó un 0,2% frente a agosto recién pasado.


Frente al IPC


Eben explica que el índice es la variación de los precios de una canasta fundamental de productos en los almacenes, pero solo sobre los alimentos y bebidas no alcohólicas. Y, en cambio, el IPC contempla muchos otros rubros adicionales y además los supermercados.


“No son precisamente comparables, pero sí van en una tendencia muy similar”, dice.


El ejecutivo agrega que “los almacenes de barrio siguen siendo lo más conveniente para las personas, ya que generalmente se gasta en cosas puntuales, a diferencia de los supermercados donde el 60% corresponde a compras por impulso”.