Buscar

[LUN] Radiografía del inversionista inmobiliario

Manuel Maneiro, gerente general de Capitalizarme Rent, define a la inversión en propiedades como muy conservadora: 'Si la comparas con la inversión en acciones, criptomonedas o incluso con empezar un negocio, los bienes raíces son los que menos riesgos tienen'. Quienes deciden invertir en propiedades ya tienen un perfil conservador, dice: 'Pero dentro de esos conservadores, hay algunos más arriesgados que otros'.



Plazo de la inversión

Cristóbal Asenjo, experto en inversiones inmobiliarias de Lares, explica que una forma de perfilar al inversionista es fijarse en qué plazo está buscando: 'Los inversionistas arriesgados tratan de comprar y vender entre 3 y 5 años y crear de la inversión una fuente de ingreso. Los conservadores tienden a ver esta inversión a unos 20 o 30 años, a modo de jubilación'.

Gonzalo Ramírez, experto en inversiones inmobiliarias y socio de Assetplan, añade que la inversión a corto plazo es arriesgada: 'Si bien en los últimos años ha habido alta plusvalía, no necesariamente se va a repetir. Si alguien compra para vender dentro de pocos años es más riesgoso'. Maneiro recalca que, para no fallar, el inversionista debe conocer muy bien el sector donde va a invertir y sus proyecciones en cuanto a servicios que le den valor extra a la propiedad.

Valor del inmueble

Mientras más cara la propiedad, más arriesgado el inversionista, dice Asenjo: 'Los departamentos más económicos en comunas de alto flujo como Santiago, Estación Central o Independencia tienen mayor facilidad para ser arrendados. En este contexto, invertir en dos departamentos de 5.000 UF es más seguro que invertir en uno de 10.000 UF'.

'Hay que tener en cuenta que el arrendatario de un departamento caro es mucho más exigente y difícil de manejar que el arrendatario de zonas más baratas. Además, el cliente que paga caro, si es que se queda sin trabajo le será más difícil pagar el arriendo que uno que paga barato. O sea, también hay riesgo', advierte Asenjo.

Plazo del crédito

Asenjo dice que mientras mayor plazo, menor la cuota. 'El riesgo de poder pagar las cuotas si no hay arrendatario es mucho menor en caso de créditos de largo plazo, es decir 20 a 30 años', explica.

'El conservador trata de maximizar la diferencia entre el arriendo y la cuota, a modo de fondo de reserva. El arriesgado trata de pagar el crédito lo antes posible para vender y generar un ingreso rápido', agrega Asenjo. Ramírez pone ojo en que a mayor plazo, hay más incertidumbre sobre cómo será la realidad del inversionista a futuro, lo que incluye que las tasas sean más altas. 'Pero si la idea es comprar para arrendar y que el arriendo pague el dividendo, entre más plazo, más bajo será el dividendo y una vacancia, por ejemplo, va a doler menos en el bolsillo', asegura.

Isidora Goyenechea 3250 of. 101 | Las Condes | Santiago | Chile
Fono:  2 323 7266  Cel: +56 9 7768 8775
contacto@vitalcomunicaciones.cl
  • instagram vitalcomunicaciones
  • facebook vital