Buscar

[EL MERCURIO] Se recomienda sacar televisor y celular de la pieza para adaptarse al cambio de hora

Especialista sugiere que, si se lo permiten sus actividades, ajuste el reloj al nuevo sistema el viernes y así tendría el sábado y domingo para habituarse.


Pasado mañana, sábado 7 de septiembre, todos los residentes del territorio nacional —excepto la Región de Magallanes y la Antártica Chilena— deberán adelantar sus relojes una hora para dar inicio al horario de verano. Este cambio traerá consigo amaneceres y atardeceres más tardíos lo que significará que muchos tendrán que levantarse de noche, pero llegarán a casa con más luz.

Para saber cómo este cambio afecta a las personas, consultamos al neurólogo de Clínica Somno, Mario Díaz, quien explica que nuestro reloj biológico trata de ajustarse a las claves ambientales para determinar las horas del sueño y vigilia, donde los ciclos de luz y oscuridad del día y la noche son los principales estímulos para sincronizar nuestros ciclos internos.

'En general los cambios de horario producen un desajuste transitorio en nuestro organismo, en especial para quienes se levanten cerca de las 7:00 de la mañana, porque nuevamente deberían hacerlo antes que amanezca. Sin embargo, a medida que se acerca el verano los días progresivamente serán más largos y tendremos luz solar desde tempranas horas de la mañana y hasta más tarde en la noche', afirma el profesional.

Así, en condiciones naturales, el reloj biológico prepara al cerebro para el sueño al acabar el día, cuando disminuye la señal luminosa, lo que genera la sensación de somnolencia unas horas más tarde. Lo mismo ocurre al amanecer, este nos saca del estado de sueño y nos da el impulso para iniciar un nuevo día, señala Díaz.

Para que exista un cambio más amigable se recomienda complementar con una higiene del sueño adecuada; es decir, cumplir con hábitos saludables como evitar el alcohol y el ejercicio intenso de noche —porque activa y hace que el sueño sea de peor calidad—, comer liviano, no automedicarse con pastillas para dormir y mantener, dentro de lo posible, los mismos horarios en la semana y fines de semana.

Para hacer frente a estos cambios, el especialista sugiere los siguientes consejos para cuidar la higiene del sueño:

EL VIERNES: si se lo permiten sus actividades, ajuste el reloj al nuevo sistema de horario el viernes, previo al cambio oficial, para que tenga el sábado y domingo la posibilidad de adaptarse. Aquellos días trate de levantarse temprano.

ANTES DE IRSE A DORMIR: evitar el café y alcohol.

SIN PANTALLAS: saque el televisor y el celular del dormitorio.Las pantallas son una fuente importante de trastornos del sueño, como el insomnio y el cansancio, ya que la luz azul disminuye la segregación de la hormona que da sueño.

LOS NIÑOS: acostumbrar a los niños al nuevo horario: lo aconsejable es que exista una rutina de sueño.

NO SE EXIJA: para los adultos, la recomendación es: no hacer actividades de gran exigencia durante la noche como ir al gimnasio u otras rutinas deportivas, con el fin de evitar episodios de insomnio y mal dormir.