Buscar

[LUN] Rudos sesentones se preparan para correr 450 km en 190 horas

Los deportistas entrenan junto al experto Enzo Ferrari para sobrevivir a la prueba Tors des Glaciers que se desarrollará en los Alpes italianos. Enlace


Ambos suman 123 años, pero físicamente están mejor que cualquier treinteañero piscolero, sedentario y absorbido por los videojuegos. Paolo Solari y Claudio Davico son dos atletas senior cuya pasión por el deporte los hizo explorar nuevos desafíos.


'Y así caímos hace algún tiempo en los brazos del trail running', cuenta Davico, de 63 primaveras, y quien se convirtió en un activo participante de estas carreras pedestres hasta el punto de hurguetear en el calendario mundial e intentar participar en las más extremas y extensas. 'Con la pandemia opté por jubilar y cerré el garage al que le dediqué toda mi vida.


Hoy hago deporte, disfruto la vida y es verdad, con Paolo buscamos competir en estas travesías de largo aliento por cerros y montañas de todo el mundo', añade.


Así, y en esa búsqueda permanente de exigir sus límites y forzar sus experimentadas articulaciones, ambos atletas se toparon con la posibilidad de participar en una de las carreras más extremas del mundo. El evento se denomina el Tors Des Glaciers, se realizará en septiembre y, efectivamente, se trata de una competencia de altísima complejidad. O moledora de carne en términos coloquiales.


'Debe ser la carrera más difícil que se corre en el mundo entero', comenta Solari, Ceo de una empresa productora y comercializadora de productos agropecuarios, y quien será el otro chileno en un listado de sólo 140 inscritos y cuyas expectativas de cruzar la meta no superan el 42%, de acuerdo a las dos versiones que se realizaron en 2019 y 2021. 'Si uno logra terminarla, es un resultado extraordinario para cualquier persona, sobre todo a mis 63 años', indica Solari.


¿Pero qué hace tan mítica a esta competencia?


De partida, el Tors Des Glaciers tiene un trazado de 450 kilómetros -enclavado en los Alpes italianos- y que se debe recorrer en un máximo 190 horas; es decir casi siete días y medio. Sin embargo, lo más demandante tiene que ver con los cambios en la altitud en que se disputa y los 32.000 metros de desnivel que deben sortear los atletas. Todo esto, en medio de un contexto agreste, donde no hay prácticamente nada y en el que la navegación por GPS resulta fundamental.


'Hemos corrido bastantes pruebas y las hemos terminado bien, pero acá nos asustamos de verdad. Esta carrera es navegable, se disputa a mayor altura y además es más larga. Así que en nuestra preparación nos está ayudando Enzo Ferrari de Garmin, y él nos está dando tips de entrenamiento.


Él nos envía a través de la aplicación TrainingPeaks lo que hay que hacer por día a partir de los metros, distancias, peso, ruta y otras variables', comenta Claudio Davico. Precisamente, y en medio de su preparación para la prueba, ambos le han sacado el jugo a sus smartwatches Garmin Fénix 7X Solar, sobre todo pensando en la navegación y en un plan de entrenamiento que integre datos de desnivel y resultados históricos'.


'Uno va en estas carreras con una baliza GPS, entonces además de los relojes, los organizadores tienen súper claro dónde vas. Ahora no hay ningún check point, sino que existen cuatro bases de vida a lo largo del trayecto donde puedes dormir si necesitas parar.


Ahí también tienes un bolso que te sigue y donde puedes enviar las zapatillas, bastones, ropa o lámparas. Además, hay más de 28 puntos adicionales donde podrías dormir un máximo de dos horas.


Todo es muy intenso', cuenta Davico, quien dice que la primera noche de carrera jamás duerme y que recién cierran los ojos la noche subsiguiente. 'Esta carrera es espartana, por ejemplo el ultra trail de Mont Blanc es hermosa pero ahí te atienden como rey. Acá es distinto', agrega.


¿Cómo responden las articulaciones en este tipo de carreras con tanto descenso y ascenso?


Duelen, negarlo sería mentir. A esta altura igual tenemos que ir donde el kinesiólogo, pero en mi caso los problemas siempre los he tenido en los entrenamientos, pero cuando estoy corriendo jamás me duele nada.