top of page
Buscar

[DF] Segundo intento: Grupo Central busca aterrizar en Brasil este año con al menos tres dark stores

La startup de tiendas oscuras chilena lanzará una nueva ronda de inversiones en la cual aspira a doblar los US$ 3 millones que lograron a inicios de 2022. Enlace


Con la apertura de un centro de distribución, seis tiendas y 26 cocinas oscuras, y con sus primeros pasos para la expansión internacional cerró el año 2022 la firma chilena Grupo Central, una compañía dedicada al desarrollo del modelo de “espacios oscuros”.


El CEO y cofundador de la firma, Alejandro Iglesias, señaló a DFSUD.com que, pese al difícil contexto local y global, “fue un año súper positivo” en cuanto a la facturación. “Crecimos 3,3 veces frente a 2021, a poco más de US$ 2 millones”, señaló.


Para lograr este crecimiento, el grupo captó inversiones por US$ 3 millones a inicios del ejercicio pasado, fondos con los que además pretendía aterrizar en Brasil.


Sin embargo, decidieron postergar esa decisión para enfocar los esfuerzos en la rentabilidad y la consolidación, no solo del mercado chileno, sino también del peruano donde opera desde agosto.


“La idea era prepararnos de mejor manera para la expansión a Brasil, pero sigue estando dentro de nuestra carpeta de proyectos”, explicó.


Y es que desarrollar una dark kitchen requiere niveles de inversión que están entre los US$ 70.000 y los US$ 250.000 según las características de la instalación.


Expansión y crecimiento


Una vez aplazados los planes, la compañía ahora busca retomar su hoja de ruta para la región con miras a aterrizar en la mayor economía latinoamericana a mitad del segundo semestre.


“Hace casi un año venimos preparando el terreno para hacer realidad la apertura de Brasil en 2023. Hemos tenido varios viajes para ir detectando oportunidades de marketing, alianzas, varias cosas. Y la idea es hacer un próximo levantamiento de capital, mayor al que tuvimos en 2022”, contó.


El país liderado por Lula da Silva es visto por la firma como un “mercado interesante”, a pesar de que las startups a veces lo evitan por las barreras culturales e idiomáticas, pero, en el caso del Grupo Central, parte del equipo fundador también sus inversionistas, tienen presencia local y conocen bien la plaza.


“Uno de mis socios, Francisco Apparcel, estuvo a cargo de la apertura de Rappi en Brasil. Entonces ya se maneja bastante bien. Lo vemos como una oportunidad súper grande; ya contamos con el conocimiento del mercado, redes de contactos y potenciales alianzas”, dijo.


A ello se suma el potencial de penetración del e-commerce de la nación, el más grande de Latinoamérica. “Ya el propio mercado hace que haga mucho sentido que una empresa como Grupo Central tenga muy buen market fit (ajuste producto/mercado)”, apuntó.


De acuerdo con el cofundador, la experiencia que adquirió la compañía en Chile y Perú, les genera una ventaja competitiva para entrar a Brasil, siendo Sao Paulo una de las principales ciudades que están mirando ya que “por sí sola es como todo Chile”.


“Es posible que partamos, por ejemplo, con dos o tres tiendas oscuras, aunque podríamos continuar, muy poco después, con aperturas de cocinas oscuras, porque el mercado del food delivery es muy potente”, estimó.


Para Perú proyectó poner el foco en lograr una mayor ocupación de su hub de Surquillo, en Lima. “Todavía nos queda espacio disponible y ya hemos tenido buena llegada de clientes. Hoy día tenemos más de 20 clientes operando allá y varios otros que están en proceso de entrada. La idea es, en un par de meses más, cuando alcancemos un nivel de ocupación un poco más grande, expandirnos al distrito de La Molina y eventualmente ver también la apertura de un centro de distribución”, contó.


Eso sí, esa cantidad de clientes en Perú es muy distante a los 120 que alcanzó en Chile, cuando se fundó en 2019.


En lo que respecta al momento sociopolítico que atraviesa el mercado andino, el cofundador argumentó que, como se suele decir, “en Perú lo político no va necesariamente tan en línea con lo económico y, en nuestro caso, se ha visto así. Es un mercado que tiene la infraestructura y la logística, pero aún tiene un camino largo por recorrer y eso finalmente es lo que hace que players como nosotros tengamos muy buena recepción”.


Tras las metas previstas para este año, no descarta posteriormente expandirse a Colombia o México.


Rentabilidad y financiamiento


El crecimiento y la expansión de la compañía no está exento de desafíos. Así lo reconoció Iglesias quien apuntó que “han cambiado un poco los mercados y hemos tomado una postura más enfocada en la rentabilidad”.


Específicamente sobre los mercados, planteó que su reto más grande es consolidar su presencia en Chile y Perú, lo que implica aumentar el nivel de ocupación, y ampliar “con un par de proyectos adicionales (...) para lograr por lo menos aumentar tres veces la facturación de 2022”.


Otro desafío es el levantamiento de fondos, en tiempos en que la apuesta de los venture capital se ha vuelto más cauta en medio del alza de la inflación y las tasas de interés. “Se está poniendo más difícil y muchas de las startups que tenían una estrategia de escalar y expandirse a costa de lo que sea han salido de algunos mercados, como Beat o Joker”.


Aun así, Iglesias dijo confiar en que, “de todas maneras, el levantamiento de capital será más grande que el que tuvimos en nuestra ronda anterior; por lo menos el doble para lograr esa expansión a Brasil”.

Comentarios


bottom of page