Buscar

[EL MERCURIO] Tres consejos para ordenarse financieramente en este momento

Se apareció marzo y con él una serie de pagos que nos 'adelgazan' aún más la billetera, después de las vacaciones. ¿Qué hacer?

Comenzó marzo, un mes de muchos gastos para la gran mayoría de las familias chilenas. Matrículas de colegios y universidades, permisos de circulación, útiles escolares y uniformes, transporte escolar y pago de las vacaciones, están entre las innumerables cosas que hay que pagar. Este escenario se vuelve aún más difícil para algunos, ya que por el estallido social hubo personas que recibieron menores ingresos debido a las paralizaciones, vieron cómo sus lugares de trabajo fueron destruidos por los desmanes o incluso perdieron su fuente laboral. En ese contexto, ¿qué hacer para sobrevivir a este complejo mes? MiPlusvalia.cl, firma que otorga financiamiento sin cuotas mensuales a las personas haciendo uso de la plusvalía acumulada en las propiedades, entrega tres recomendaciones para ordenar nuestras alicaídas finanzas: 1. ENUMERAR LOS GASTOS DEL PERÍODO: El gran error de las personas es no organizarse para enfrentar obligaciones financieras. Es importante enumerar todas las deudas y gastos del periodo y ponerlos por orden de prioridad, con el fin de calcular el monto completo y evaluar posibilidades de aplazamiento en algunos casos. Ello, por supuesto, se podría evitar si no se gastara más de lo que se dispone en ingresos, pero es sabido que en Chile tenemos un grave problema de educación financiera, que trae consigo altos niveles de endeudamiento que no son sostenibles en el tiempo. 2.CONOCER LAS OPCIONES DE FINANCIAMIENTO: Una vez que ya se planificó un plan de acción en cuanto a los gastos, es vital informarse acerca de las distintas opciones para obtener recursos. En Chile hay diferentes tipos de financiamiento y elegir cuál es el más adecuado va a depender de cada caso, de las características del solicitante, el nivel de flujos y capacidad de pago que tiene a corto o largo plazo, su historial crediticio, etc. Lo importante es cotizar según las necesidades y características individuales, proyectando incluso posibles imprevistos. En este punto, no hay que olvidar que se tiene que considerar la Carga Anual Equivalente (CAE) de los créditos, lo ideal es elegir el menor. 3. ADQUIRIR SOLO BUENAS DEUDAS: Hay algunos créditos que se justifican por sí solos en el largo plazo, como los hipotecarios, pues la inversión en bienes raíces se beneficia de la plusvalía asociada a la propiedad. Es decir, esta tiende a aumentar su valor en el largo plazo, incrementando el ahorro. Sin embargo, existen otros tipos de obligaciones que no debiesen ser parte del día a día cuando el bolsillo no lo permite. Por ello, se sugiere no endeudarse para comprar bienes de consumo suntuario, como autos, viajes y ropa.